Buscar

Muy buenas a todos!! Como va todo? Espero que fenomenal!!

Como mi último post trataba sobre la mentalidad positiva y todos sus beneficios, tanto en nuestro bienestar personal y social como a nivel de salud, he pensado que hoy lo mejor sería poneros algunos enlaces en los que nos dan consejos para entrenar esa positividad de la que hablamos.

Porque la teoría la tenemos todos muy clara, lo de que hay que ser positivos, que es mucho más beneficioso para nuestra salud que estar enfadado, que hay que tomarse la vida con humor y sonreír... pero, ¿lo hacemos? No dispongo de datos, pero me atrevería a decir que el 99% de nosotros no lo hacemos, y cuando digo nosotros me refiero a la raza humana.

Además, mucha gente piensa que ya no puede cambiar, que ellos son así, y que no pueden hacer nada al respecto. Y nada más lejos de la realidad.

Con la neurociencia, se ha descubierto una asombrosa capacidad de nuestro cerebro, la neuroplasticidad. Esta se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia.

En contra de lo que se pensaba hasta hace solo unos años, el cerebro es como un músculo, necesita entrenamiento. Y por supuesto que se lo damos. Lo que pasa es que, como he dicho antes, la mayoría lo entrena con pensamientos y emociones que no son las más adecuadas, si es bienestar lo que buscamos.

Y en esto si que hay estudios que demuestran que hasta el 97% de los pensamientos que tenemos a lo largo del día, son negativos. Es una cifra preocupante, ¿no crees? Y más cuando tan solo depende de nosotros cambiar eso.

Nuestros sentimientos y emociones, dependen de nuestros pensamientos, y nuestros pensamientos dependen única y exclusivamente de nosotros mismos. Y te aseguro que nos conviene cambiarlos, porque esto es una rueda. Cuantos más tienes de un tipo (negativos como irá, miedo, sufrimiento...), más difícil es tener de los otros ( positivos como amor, alegría, paz...). Esto lo sabemos gracias a la neurocientífica y farmacóloga Candace Pert, que fue la encargada de descubrir los receptores celulares para neurotransmisores en el sistema nervioso de los grandes mamíferos. Es decir, que nuestras células se enganchan a nuestros pensamientos y sentimientos. Cuantos más les damos de un tipo, más receptores tienen para ese tipo de pensamientos y menos para otro tipo.

Pero esto es una noticia fabulosa, porque si antes hemos dicho que la mayoría de nosotros tenemos pensamientos negativos, significa que podemos cambiar, y podemos ir entrenando nuestro cerebro cada día para que, poco a poco, cambiemos toda esa negatividad por positividad.

Esto no es una tarea fácil. Si, el cerebro es como un músculo, pero pregúntale a algún deportista que esté sano y en forma si ha sido fácil conseguir ese estado, y después mantenerlo. Lo más seguro es que te diga que ahora que ya está acostumbrado a entrenar todos los días es más sencillo, pero que le costó mucho esfuerzo, y sobre todo mucha constancia llegar hasta donde ha llegado. Pues con el cerebro igual. No esperes tener un cerebro musculado y lleno de positividad en dos días, porque no creo que lo consigas.

Pero si te acostumbras a levantarte por las mañanas y agradecer vivir otro estupendo y maravilloso día, a sonreír y a ser amable en la mayoría de las ocasiones, aunque no te apetezca y te tengas que forzar, y en general, a intentar ver siempre el lado bueno de las cosas, irás notando el cambio antes de lo que esperas.

Para ayudar con esto os he traído un par de enlaces que he visto interesantes para entrenar la actitud positiva, aunque aquí si que es a gusto del consumidor, porque te aseguro que hay cientos, puede que miles, de artículos, vídeos, y todo tipo de información para entrenar nuestro músculo más importante. He procurado poneros los que he visto que no decían lo mismo que la mayoría: hacer deporte, ponerse ilusiones y objetivos, etc. Aunque nunca está demás repasar todos esos porque por mucho que digamos que eso ya lo sabemos, la mayoría no lo hacemos.

Pero he preferido traeros algo distinto. El primer enlace se titula: "cómo ser optimista y cultivar el pensamiento positivo", y alude sobre todo al diálogo interno que solemos tener con nosotros mismos (que no nos solemos hablar muy bien), y nos da algunos truquillos para intentar ir cambiándolo.

El segundo me encanta. Es un vídeo de una entrevista a Elsa Punset, presentando su libro: "El libro de las pequeñas revoluciones", el cual también es una guía para el pensamiento positivo. Concretamente el libro nos da 250 recomendaciones para reeducarnos en el campo de las emociones y los sentimientos. El vídeo solo dura 10 minutos pero en el nos cuenta cosas muy interesantes sobre como funciona el miedo y el estrés en los seres humanos, como se programa nuestro cerebro, y nos cuenta que su libro es una recopilación de consejos y rutinas de todo tipo de gente, psicólogos, psiquiatras, e incluso personas anónimas que la autora decidió poner en el libro porque le parecieron interesantes sus tácticas y rutinas mentales. Yo ya lo he puesto en mi lista de libros a leer en breve. No se lo que harás tú, pero por lo menos dale un vistazo al vídeo que está muy interesante.

Y hasta aquí el post de hoy. Podría poneros muchos más vídeos o artículos del mismo tema, pero como ya he dicho, hay muchísimos, y además en esto soy más de que cada uno elija su propio método. Así que ya sabéis, leer y ver todos los vídeos que os de la gana sobre el tema, crearos vuestro propio método, y manos a la obra. No será cosa de un día, pero antes de lo que os imagináis, notaréis cambios. Y cada vez será más fácil, eso está garantizado. Y no por mí, sino por los numerosos estudios científicos que lo demuestran.

Hay que hacerlo sí o sí. Sobre todo ahora que aparentemente vemos todo lo externo con muy mala pinta por este puñetero virus. Porque ahora más que nunca tenemos que saber que es nuestro interior el que crea nuestro exterior. Hasta pronto!



http://mypeoplewellness.com/como-ser-optimista/


https://www.youtube.com/watch?v=eL0S8Aaifdg


Muy buenas a todos!! ¿Como os ha ido el veranito este tan raro que hemos tenido? Espero que muy bien, y que hayáis venido con las pilas cargadas porque hay que empezar con fuerza esta nueva temporada. Con fuerza, y sobretodo, con positividad.

Ya se que esto último es difícil viendo el panorama actual con todo esto del covid 19, pero hay que intentarlo con todas nuestras fuerzas, por muy negras que veamos las cosas. Te lo dice uno, al que la lógica y la razón a veces me hacen verlo todo bastante negro. Pero luego, cuando lo pienso más profundamente y atiendo a esa parte de mí que va más allá del razonamiento, pienso que todo lo que está pasando, está pasando porque es lo que tiene que estar pasando, lo entendamos o no.

Solo tenemos dos opciones ante lo que está pasando, aceptarlo, o lamentarlo. Y te aseguro que la primera opción es mucho más sana y alegre que la segunda, aunque haya gente que las confunda.

Algunos piensan que aceptarlo es ser negativo, pensar que vamos a tener que convivir con el virus muchos años, que va a traer una crisis económica que va a hundir el país, que ya no vamos a volver a la normalidad de antes... eso no es aceptarlo, es lamentarse. Y que no me vengan diciendo eso de que lo que son es realistas. Detrás de esos pensamientos suele venir el de: "¿por qué me pasa esto a mí?" Y eso es a todas luces una forma de mentalidad negativa.

Los que tienen una mentalidad positiva, (que son muy poquitos) se hacen preguntas muy diferentes como: "¿Que puedo hacer yo para mejorar esta situación?" "¿que puedo aprender de todo esto?" Y básicamente se hacen este tipo de preguntas porque saben que al igual que han aportado su granito de arena para llegar a esta situación, también depende de ellos mismos salir de ella, aunque a muchos esto les parezca una tontería.

De todo esto van los enlaces que os traigo hoy, de la actitud positiva y de sus beneficios no tan solo a nivel de bienestar social y personal, que son muchísimos, sino a nivel de salud.

Hace unas décadas, decir esto habría sonado a una tremenda estupidez. Por eso aún hay mucha gente que esto del positivismo les parece un cuento chino. Pero hace unas décadas no había neurociencia, ni todos los descubrimientos científicos e innumerables estudios a favor de la mentalidad positiva y sus beneficios frente a la negativa. Y como no, hay que poner ejemplos.

El primer enlace que os dejo es de un estudio dirigido por el American Journal of Epidemiology, en el que nos cuentan que aquellos que manifiestan siempre una actitud positiva ante la vida son mucho menos susceptibles de padecer enfermedades mortales, incluyendo cánceres, enfermedades pulmonares, cardiovasculares y derrames cerebrales.

En esta noticia nos dicen que aunque la mayoría de los esfuerzos en medicina y salud pública están destinados a la reducción de los factores de riesgo de las enfermedades, cada vez hay más evidencias que demuestran que la resistencia psicológica puede ser determinante.

El segundo enlace, es de artículo escrito por un youtuber llamado A. Carlos González, al que acabo de descubrir pero que me ha gustado bastante. En este artículo hay un vídeo en el que responde a "La gata de Schrödinger", una youtuber que no para de criticar y de llamar estafadores a todo el que hable de espiritualidad y de pensamiento positivo. Y en su respuesta se ve claramente que él tampoco cree en cosas espirituales ni místicas, pero como muy bien le dice la positividad no tiene nada de místico ni de magia, está más que demostrada por la ciencia. Nuestros pensamientos negativos generan sustancias en nuestro cerebro que son muy diferentes a las que generan los pensamientos positivos, y por supuesto, son mucho más dañinas. Es un vídeo de unos 12 minutos que merece la pena ver, porque como digo se ve claramente que este chico no creerá en la espiritualidad ni en que el universo somos nosotros mismos, pero se rinde a las evidencias científicas, y que una mentalidad positiva nos va a traer mucho mejores resultados tanto a nivel de relaciones como a nivel de salud, está más que demostrado.

El último enlace es el que más recomiendo. Es un vídeo sobre la actitud de "Victor Kuppers" que me parece precioso. Una de las cosas que más me llama la atención de este vídeo es la fórmula que saca para saber cuanto vales como persona: (C + H) x A = valor personal. La C son tus conocimientos, la H es la habilidad, y la A es la actitud. La C y la H son importantes, y suman, pero la A multiplica. Y lo podemos ver cada vez que nos decepcionamos o que vamos bajos de moral. No perdemos conocimientos ni habilidades, perdemos nuestra actitud, y eso nos hace ser peores en cualquier cosa que hagamos. Como dice Victor Kuppers, la diferencia entre el crack, y el chusquero, está en la A, no en la C ni en la H.

Y antes de despedirme, me gustaría hacer una pequeña reflexión.

Hoy os he traído un par de enlaces en los que se muestran los beneficios de la actitud positiva, y los descubrimientos científicos de estos últimos años lo verifican.

Ya he puesto enlaces en varias ocasiones, de los beneficios que tienen actividades como el yoga o la meditación, de sobra demostrados por la ciencia.

También hemos hablado de afirmaciones dichas mucho antes por la espiritualidad que por la ciencia, como que somos energía o que el tiempo no existe. Afirmaciones que fueron respaldadas por la ciencia muchos siglos después de haber sido dichas.

E incluso una de las interpretaciones más aceptadas de la mecánica cuántica nos dice que es el observador el que crea la realidad.

Todas estas cosas son las que siempre hemos leído en los libros de espiritualidad, y que los maestros espirituales nos han estado diciendo desde el principio de los tiempos.

Si conforme pasa el tiempo la ciencia va demostrando cada vez más cosas de este tipo, ¿por qué no lanzarnos y creer de verdad lo que nos dicen estos maestros al 100%?

Que somos el universo mismo, que somos nosotros los que creamos la realidad y que podemos llegar a conseguir lo que nos propongamos, y tantas otras cosas que parecen demasiado bonitas para ser verdad, pero que con el paso del tiempo se van demostrando, y que llegará un día en el que se mirará hacia atrás y no se comprenderá que no nos diéramos cuenta de la evidencia que teníamos delante de nuestros ojos.

Por desgracia creo que queda tiempo para que llegue ese día. Pero por suerte somos cada vez más los que sabemos que todo esto es cierto, y, aunque a veces cueste, hay que intentar ser positivos para salir de esta situación cuanto antes y lo mejor posible.

Entre todos lo conseguiremos. ¡Ánimo y hasta pronto!




https://www.elmundo.es/yodona/lifestyle/2017/01/15/584ebb4ce5fdea99508b4672.html


https://negocios1000.com/2019/01/poder-del-pensamiento-positivo-ciencia.html


https://www.youtube.com/watch?v=opdcCjFN-EM&t=418s



Muy buenas a todos!! Cuanto tiempo!! Dos meses llevaba sin escribir.

La verdad es que estaba un poco apático con todo este tema del confinamiento y de la nueva normalidad, y no estaba inspirado. Estaba, como me gusta decir, en pausa. Pero ya es hora de activarse. Y parece que alguien me haya escuchado por ahí porque justo cuando había decidido ya ponerme a hacer cosas y publicar algún nuevo post, me llaman del trabajo para decirme que vuelvo este lunes. Ahora si que ya hay que quitar la pausa y darle al play. No se si este periodo tan largo de inactividad me habrá ido bien porque ya ni me acuerdo de trabajar, pero como ya he dicho varias veces, era lo que quería la vida, y con la vida no hay que pelear, hay que fluir.

En fin, vamos al lío ya para empezar a hablar del tema que he elegido hoy, que se puede decir que es uno de los temas que hacían que no tuviera ganas de escribir durante este tiempo. Y es que el ambiente político en nuestro país está llegando a unos límites insospechados hace tan solo unos meses. Hay una tensión que se puede cortar con un cuchillo, y se respira un ambiente que yo nunca había vivido, en el que o eres de unos, o eres de otros, y si eres de esos otros, es que estás en contra de los primeros, y viceversa.

Doy gracias a no haber vívido épocas como la guerra civil o la dictadura, pero desde luego en lo que yo recuerdo, es la época más tensa en lo que a política se refiere.

Yo mismo he discutido con familiares y amigos de tendencias políticas diferentes a las mías. Discusiones razonables por supuesto, no de energúmenos, pero al final parece que lo que quieran los políticos es dividir al país, y que unos seamos de un lado, y otros del otro. Da igual que seamos amigos, primos hermanos... o eres de derechas, o de izquierdas, y punto.

Y es por eso que he decidido usar la física cuántica, porque es la ciencia más exacta que conocemos, ¿ y sabes que nos dice de todo esto? Pues nos dice que la realidad objetiva no existe. De eso va el primer artículo que os he puesto aquí abajo, del primer experimento en física cuántica que demuestra que la realidad objetiva no existe, que es el observador el que la crea, y que un mismo hecho puede ser percibido por dos observadores con resultados diferentes, y los dos están en lo cierto, por lo que también los dos están equivocados. Esto, ha sido una teoría durante muchos años, pero ahora ya está demostrado, por lo tanto si la realidad objetiva no existe, y lo que nosotros percibimos como realidad es solo eso, nuestra percepción, es más evidente que nunca que somos nosotros mismos los que creamos la realidad, y vemos solo lo que queremos ver. Puede que pienses que no tienen nada que ver cosas como la política o la economía, con la física cuántica y sus experimentos, pero te aseguro que tienen mucho que ver. Cuando discutimos con alguien y defendemos nuestras ideas, lo hacemos porque creemos que son más lógicas y razonables que las del que tenemos en frente. En definitiva, lo hacemos porque creemos que nosotros tenemos razón, y el otro está equivocado. Pues este experimento del mundo cuántico te puede servir para darte cuenta de que estás equivocado en eso de que tienes razón. Si, la tienes, desde tu punto de vista, pero también estás equivocado, desde otra perspectiva.

A mi me ayuda mucho esto cuando estoy discutiendo un tema con alguien y no entiendo su punto de vista. Enseguida piensas que esa persona no ve la realidad que tú estás viendo tan claramente, pero es que es imposible que la vea, al igual que es imposible que tú veas la suya. Y ninguna de las dos es más cierta que la otra.

Deberíamos pararnos a pensar cosas de estas cuando estamos cegados defendiendo nuestro punto de vista frente a otra persona, y deberíamos pararnos a pensar cosas como que, en realidad, cuando discutimos con alguien, estamos discutiendo con nosotros mismos, con una parte de nosotros que piensa diferente, ya que para vivir todas las posibilidades que ofrece el universo, no puede entenderse la vida desde un único punto de vista.

Ojalá que nuestros políticos y altos cargos públicos dieran ejemplo y se comportaran así, intentando comprender, o como mínimo, respetar lo que piensan los del otro lado. Pero ya que no lo hacen, y dudo mucho que lo hagan en un futuro cercano, nos toca a todos los demás intentar hacerlo, y no dejar que este país se vuelva a dividir en dos formas de pensar, separando amigos, compañeros y familiares. Al fin y al cabo, ninguno tenemos la verdad objetiva de nuestro lado.

Y para todos los que dicen que la física cuántica es muy bonita, muy mágica y muy espiritual, pero que no se pueden tomar sus leyes al pie de la letra porque no afectan a nuestro universo macroscópico, traigo un segundo artículo de lo más interesante. Creo que ya puse un experimento en el que las leyes cuánticas habían traspasado esa barrera llegando a mover un objeto de billones de átomos, pero que era diminuto a nuestros ojos, del grosor de un cabello humano. Este vez, los objetos son un poquito más grandes: unos espejos de 40 kg de peso. En efecto, en el observatorio de LIGO en Washington, han podido comprobar como sacudidas cuánticas, es decir, fluctuaciones producidas por choques entre partículas subatómicas, pueden mover estos objetos tan pesados hasta 20 metros.

¿Y que significa eso? Pues definitivamente que por supuesto que el mundo cuántico nos afecta. Ya me parecía poco razonable antes pensar que no le afectaba, ya que la materia está hecha de partículas, y las partículas funcionan con esas normas, pero ahora ya creo que está de sobra demostrado, aunque seguro que saldrá gente diciendo que no es lo mismo, y que puede que afecte en algunas cosas, pero que en otras no. Si afecta en una cosa, afecta en todas, ese es mi punto de vista.

Y de momento lo voy a dejar aquí, aunque aún me quedan muchas cosas por poner del mundo cuántico tampoco quiero agobiaros. Además, solo he utilizado el tema para hablar de un problema que veo últimamente, y es que veo a la gente muy dividida, cuando nos tenemos que ir dando cuenta de que todos somos uno, y de que todos nos necesitamos los unos a los otros, aunque pensemos de formas diferentes. No os enfadéis con los demás, agradecerles el mostraros otro punto de vista.

Hasta pronto!!


https://www.abc.es/ciencia/abci-demuestran-laboratorio-realidad-objetiva-no-existe-201911252305_noticia.html


https://www.abc.es/ciencia/abci-sacudidas-cuanticas-mueven-objetos-40-kilos-hasta-20-metros-202007020300_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F