Buscar
  • Germán Romero

¡¡A ENTRENAR TODOS LOS DÍAS!!

Muy buenas a todos!! Como va todo? Espero que fenomenal!!

Como mi último post trataba sobre la mentalidad positiva y todos sus beneficios, tanto en nuestro bienestar personal y social como a nivel de salud, he pensado que hoy lo mejor sería poneros algunos enlaces en los que nos dan consejos para entrenar esa positividad de la que hablamos.

Porque la teoría la tenemos todos muy clara, lo de que hay que ser positivos, que es mucho más beneficioso para nuestra salud que estar enfadado, que hay que tomarse la vida con humor y sonreír... pero, ¿lo hacemos? No dispongo de datos, pero me atrevería a decir que el 99% de nosotros no lo hacemos, y cuando digo nosotros me refiero a la raza humana.

Además, mucha gente piensa que ya no puede cambiar, que ellos son así, y que no pueden hacer nada al respecto. Y nada más lejos de la realidad.

Con la neurociencia, se ha descubierto una asombrosa capacidad de nuestro cerebro, la neuroplasticidad. Esta se refiere a la capacidad del cerebro para adaptarse y cambiar como resultado de la conducta y la experiencia.

En contra de lo que se pensaba hasta hace solo unos años, el cerebro es como un músculo, necesita entrenamiento. Y por supuesto que se lo damos. Lo que pasa es que, como he dicho antes, la mayoría lo entrena con pensamientos y emociones que no son las más adecuadas, si es bienestar lo que buscamos.

Y en esto si que hay estudios que demuestran que hasta el 97% de los pensamientos que tenemos a lo largo del día, son negativos. Es una cifra preocupante, ¿no crees? Y más cuando tan solo depende de nosotros cambiar eso.

Nuestros sentimientos y emociones, dependen de nuestros pensamientos, y nuestros pensamientos dependen única y exclusivamente de nosotros mismos. Y te aseguro que nos conviene cambiarlos, porque esto es una rueda. Cuantos más tienes de un tipo (negativos como irá, miedo, sufrimiento...), más difícil es tener de los otros ( positivos como amor, alegría, paz...). Esto lo sabemos gracias a la neurocientífica y farmacóloga Candace Pert, que fue la encargada de descubrir los receptores celulares para neurotransmisores en el sistema nervioso de los grandes mamíferos. Es decir, que nuestras células se enganchan a nuestros pensamientos y sentimientos. Cuantos más les damos de un tipo, más receptores tienen para ese tipo de pensamientos y menos para otro tipo.

Pero esto es una noticia fabulosa, porque si antes hemos dicho que la mayoría de nosotros tenemos pensamientos negativos, significa que podemos cambiar, y podemos ir entrenando nuestro cerebro cada día para que, poco a poco, cambiemos toda esa negatividad por positividad.

Esto no es una tarea fácil. Si, el cerebro es como un músculo, pero pregúntale a algún deportista que esté sano y en forma si ha sido fácil conseguir ese estado, y después mantenerlo. Lo más seguro es que te diga que ahora que ya está acostumbrado a entrenar todos los días es más sencillo, pero que le costó mucho esfuerzo, y sobre todo mucha constancia llegar hasta donde ha llegado. Pues con el cerebro igual. No esperes tener un cerebro musculado y lleno de positividad en dos días, porque no creo que lo consigas.

Pero si te acostumbras a levantarte por las mañanas y agradecer vivir otro estupendo y maravilloso día, a sonreír y a ser amable en la mayoría de las ocasiones, aunque no te apetezca y te tengas que forzar, y en general, a intentar ver siempre el lado bueno de las cosas, irás notando el cambio antes de lo que esperas.

Para ayudar con esto os he traído un par de enlaces que he visto interesantes para entrenar la actitud positiva, aunque aquí si que es a gusto del consumidor, porque te aseguro que hay cientos, puede que miles, de artículos, vídeos, y todo tipo de información para entrenar nuestro músculo más importante. He procurado poneros los que he visto que no decían lo mismo que la mayoría: hacer deporte, ponerse ilusiones y objetivos, etc. Aunque nunca está demás repasar todos esos porque por mucho que digamos que eso ya lo sabemos, la mayoría no lo hacemos.

Pero he preferido traeros algo distinto. El primer enlace se titula: "cómo ser optimista y cultivar el pensamiento positivo", y alude sobre todo al diálogo interno que solemos tener con nosotros mismos (que no nos solemos hablar muy bien), y nos da algunos truquillos para intentar ir cambiándolo.

El segundo me encanta. Es un vídeo de una entrevista a Elsa Punset, presentando su libro: "El libro de las pequeñas revoluciones", el cual también es una guía para el pensamiento positivo. Concretamente el libro nos da 250 recomendaciones para reeducarnos en el campo de las emociones y los sentimientos. El vídeo solo dura 10 minutos pero en el nos cuenta cosas muy interesantes sobre como funciona el miedo y el estrés en los seres humanos, como se programa nuestro cerebro, y nos cuenta que su libro es una recopilación de consejos y rutinas de todo tipo de gente, psicólogos, psiquiatras, e incluso personas anónimas que la autora decidió poner en el libro porque le parecieron interesantes sus tácticas y rutinas mentales. Yo ya lo he puesto en mi lista de libros a leer en breve. No se lo que harás tú, pero por lo menos dale un vistazo al vídeo que está muy interesante.

Y hasta aquí el post de hoy. Podría poneros muchos más vídeos o artículos del mismo tema, pero como ya he dicho, hay muchísimos, y además en esto soy más de que cada uno elija su propio método. Así que ya sabéis, leer y ver todos los vídeos que os de la gana sobre el tema, crearos vuestro propio método, y manos a la obra. No será cosa de un día, pero antes de lo que os imagináis, notaréis cambios. Y cada vez será más fácil, eso está garantizado. Y no por mí, sino por los numerosos estudios científicos que lo demuestran.

Hay que hacerlo sí o sí. Sobre todo ahora que aparentemente vemos todo lo externo con muy mala pinta por este puñetero virus. Porque ahora más que nunca tenemos que saber que es nuestro interior el que crea nuestro exterior. Hasta pronto!



http://mypeoplewellness.com/como-ser-optimista/


https://www.youtube.com/watch?v=eL0S8Aaifdg


21 vistas