Buscar
  • Germán Romero

¿CUAL ES EL ORIGEN DE LA INTELIGENCIA?

Actualizado: mar 7

Hola a todos de nuevo!! Como vais?? Espero que de maravilla, y sobretodo, espero que tengáis ganas de leer un buen artículo, de estos que hacen que te comas la cabeza un rato. Hoy vamos a hablar de la inteligencia, algo que puede que creas saber de sobra lo que es, pero que en realidad no está nada claro ni lo que es, ni de donde viene.

Para empezar, desde un punto de vista estrictamente científico todavía no se ha podido definir el concepto de inteligencia. De hecho, hay científicos que creen que nunca se llegará a un consenso en la definición de ese concepto, y lo comparan con uno que también ha sido siempre muy discutido, como conciencia. Hay científicos que creen que la mayoría de especies animales son inteligentes, en cambio hay otros que tan solo le otorgan la capacidad de ser inteligente al ser humano. El rango de opiniones es muy amplio.

Y si de lo que hablamos es del origen de la inteligencia, podemos coger una silla para ponernos cómodos, y ponernos a especular, ya que la única explicación que da la ciencia al origen de la inteligencia es una explicación materialista que apuesta por un surgimiento gradual, algo que para nada está demostrado.

La ciencia, o mejor dicho, la comunidad científica, dice a medida que los primeros primates fueron cambiando su alimentación e introdujeron la carne en sus dietas, sus cerebros fueron evolucionando y creciendo en tamaño, a la vez que en inteligencia. Sin embargo esa teoría es fácilmente cuestionada por el argumento de que las especies de grandes carnívoros como el león llevan millones de años comiendo carne y sus cerebros no se han hecho más grandes ni más inteligentes.

¿Y la espiritualidad? ¿Que dice de la inteligencia? Pues dice que consciencia e inteligencia, van de la mano. Son dos partes indivisibles del ser. Por lo tanto, allí donde haya consciencia, ya sea un humano, un animal, una planta o una roca, hay inteligencia. Puede parecer raro, pero como siempre, te traigo un par de noticias de descubrimientos científicos que parece que avalen estas afirmaciones. Y es que la inteligencia va mucho más allá de la simple y limitada materia.

Para empezar os traigo el artículo de un caso hace ya más de 30 años que hizo replantearse a los científicos nuevas teorías acerca del cerebro y la inteligencia. Es el caso de un joven al que estaba tratando el Doctor Lorber, con un alto coeficiente intelectual pero que apenas tenía masa cerebral (menos de un milímetro cubriendo la parte superior de la espina dorsal). El joven tenía una enfermedad llamada hidrocefalia en la cual “el líquido cerebroespinal no viaja a través del cerebro sino que habita la cavidad craneal”.

Vamos, que donde tenía que estar el cerebro, estaba suelto el líquido cerebroespinal danzando a su antojo. Pero la cuestión es que este caso hizo llegar a la conclusión a muchos científicos que el cortex cerebral es mucho menos importante para las funciones intelectuales de lo que se creía, e hizo replantearse muchas cuestiones, como la de si se puede vivir sin cerebro, o la idea de que la cognición no sea meramente una función cerebral sino que pueda existir más allá del cuerpo o al menos, de manera distribuida o no-local. Este estudio y otras investigaciones, sugieren que es posible que la conciencia o la capacidad cognitiva no esté limitada al cuerpo o a un sustrato material. Os dejo dos enlaces de esta misma noticia porque en cada uno llegan a conclusiones importantes.

El último enlace que os dejo es fascinante. Es de las noticias que me quedo flipando cuando las leo. Se trata de un moho que muestra inteligencia para resolver problemas.

En concreto la especie se llama Physarum polycephalum y está formada por enormes comunidades de células independientes que se ponen de acuerdo para comportarse como un organismo “pensante”, con memoria y capaz de resolver laberintos. El plasmodio (así se llama este agregado de células), muestra comportamientos salidos de una mente colmena de pura ciencia ficción. No solo es capaz de encontrar la salida más rápida en un laberinto, es que si distribuimos gránulos de alimento replicando la ubicación de las grandes ciudades de un país, los zarcillos del plasmodio se extenderán de una forma casi idéntica a las mayores carreteras de dicha nación. ¡Increíble!

Todo esto hace que nos replanteemos lo que creemos saber de la inteligencia, ya que si hasta un simple moho es capaz de resolver problemas inteligentes, puede que los seres humanos no seamos tan especiales como creemos. En fin, como siempre digo, primero tener la información, y luego juzga tu mismo. Espero que os guste. Hasta pronto!!



https://pijamasurf.com/2020/02/el_caso_del_hombre_casi_sin_cerebro_pero_con_un_iq_de_126/


https://www.lavanguardia.com/vida/20160628/402820678482/cerebro-genio-matematico-excepcional-sin-cerebro.html


https://www.larazon.es/ciencia/20200215/ts2j6cj7pjhm5cn5epb6de6i3a.html

23 vistas2 comentarios