Buscar
  • Germán Romero

YA SE VE LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Actualizado: jun 1

Muy buenas a todos!! Como va eso? Espero que bien, ahora ya que parece que empezamos a ver la luz y que poco a poco vamos a poder ir saliendo del confinamiento, no podemos bajar la guardia y decaer. Hay que estar siempre con el ánimo bien alto y llevar al optimismo por bandera. Y os lo digo precisamente porque yo he estado estas semanas un poco de bajoncillo. No es que haya tenido una depresión, simplemente una pequeña decepción por como se está gestionando toda esta crisis y la incertidumbre que nos está generando a todos. Tampoco ha ayudado mucho el accidente que ha sufrido un gran amigo mío hace un par de semanas en el que casi pierde la pierna, y lo único que puedo hacer ahora mismo es mandarle ánimos por teléfono, ni siquiera puedo ir a verlo para darle un abrazo, y eso frustra mucho. Por eso llevaba un tiempo sin publicar nada. No me apetecía, y esto te tiene que nacer, sino no merece la pena escribir nada. Pero la verdad es que todo esto son excusas.

Siempre nos ponemos excusas, ahora es el coronavirus y la crisis que está generando, pero luego será el trabajo, las actuaciones del gobierno, el cambio climático, en fin, que vamos a tener siempre muchas excusas, y con toda la razón del mundo, para estar mal.

Pero eso no es lo queremos, ¿no? Por lo menos yo lo que quiero es estar bien, para estar mal hay tiempo de sobra.

Lo que les pasa a nuestros seres queridos (como en el caso de mi amigo), es lo que tienen que vivir, y no tenemos ni idea acerca de sus elecciones y lo que tienen que experimentar, por lo tanto, por mucho que nos duela, debemos aceptarlo.

Y lo que nos pasa en sociedad, se llame crisis, coronavirus, o lo que toque en ese momento, lo estamos creando nosotros mismos, a un nivel mucho más elevado del que creemos la mayoría, tanto con nuestra mentalidad individual, como con la mentalidad colectiva.

¿Y que podemos hacer? Para empezar, y si queremos volver a disfrutar de los privilegios que teníamos antes como pasear por un parque o tomar algo en una terraza, es aprender de los errores, tanto a nivel de mandatarios como a nivel de los vecinos que se saltan las normas de confinamiento en cuanto ven la oportunidad. Ahora que estamos tan cerca, no merece la pena tirar por los suelos el trabajo hecho durante este tiempo.

Pero a parte de esto, lo que debemos hacer es aprovechar el tiempo, tal y como nos lo da la vida. De este periodo se pueden sacar cosas muy buenas, y no hablo solo de terminar la lista de tareas que todos nos hemos hecho, o de lo obvia que ahora nos parece la idea de que el planeta necesitaba un descanso del ser humano (fíjate que poquito tiempo llevamos de cuarentena y ya lo está notando). Hablo de cosas que seguro que cuando volvamos a la normalidad diremos que tendríamos que haber aprovechado más, como por ejemplo, el silencio. De eso va mi primer artículo, del silencio y de los beneficios que trae a nuestro cerebro. Ya he mencionado en alguna ocasión los beneficios demostrados de la meditación, y también he puesto enlaces a artículos en los que científicos de renombre hablaban sobre estos beneficios. En este caso es el neurocientífico Michel Le Van Quyen, quien a través de una entrevista nos cuenta que sesiones diarias de respiración profunda en silencio pueden traducirse en una desaceleración de la frecuencia cardíaca, disminución de la presión arterial y descenso de la tasa de cortisol, además de que el sistema inmunitario se ve reforzado.

El segundo artículo que os traigo va sobre la respiración consciente y sus beneficios. Aquí no solo nos cuentan lo saludable que es respirar conscientemente, sino que también nos dicen que la respiración actúa sobre nuestros estados mentales, algo que tenemos que cuidar mucho, sobre todo mientras estamos encerrados. Pero es que además, ahora que tanto preocupa el ponerse enfermo, hay que saber que la persona iniciada en el arte de la respiración no es una presa fácil de la enfermedad. En fin, mejor que leáis el artículo, porque como me ponga aquí a poner todos los beneficios de una respiración consciente, estoy hasta mañana.

Como veis son dos de los pilares de la meditación, el silencio y la respiración. Y precisamente de eso va mi tercer artículo, sobre la ansiedad que nos está generando toda esta situación y de como combatirla con la meditación, ya que es nuestra mejor arma.

Aunque a mucha gente le parezca que esto no demuestra nada, a mi me da mucho que pensar que conforme pasa el tiempo y avanza la ciencia, se descubran cada vez más beneficios saludables que aporta la meditación, una práctica espiritual que lleva haciéndose miles de años, y que para muchos solo era una pérdida de tiempo. Pues bien, no es ninguna pérdida de tiempo, es muy beneficioso para nuestra salud el meditar y el conectar con uno mismo, y es por eso precisamente que escribo este artículo hoy, cuando parece que ya nos queda poco para volver a la normalidad (que eso está por ver). Viendo como es el ser humano, y más en concreto los españoles, mucho me temo que muchos de los que en este confinamiento han comenzado a hacer prácticas de meditación, de yoga, o simplemente de estar en silencio conectando con su Yo interior, cuando vuelvan al estrés de su rutina dejarán estas prácticas de lado. Y si se me permite la arrogancia, se equivocan. Siempre se puede sacar un ratito al día para hacer esto, aunque sean 10 minutos, y es una de las cosas que podemos sacar buenas de esta situación que nos ha tocado vivir. Si nos ha tocado vivirla, por algo es. Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es aprender, y si hemos empezado a hacer estas prácticas que nos aportan tantas cosas buenas, hay que seguir. Hay que mantener los buenos hábitos adquiridos, los malos los desechamos. Y si eres de los que ni siquiera has empezado a hacerlo, siempre estás a tiempo, porque como puedes comprobar tú mismo leyendo los cientos de artículos científicos que hay, tu salud te lo agradecerá, creas o no en estas cosas.

Y de momento lo dejo aquí, no sin antes desearos, tanto a los que aún os queda cuarentena como a mí, como a los que ya volvéis a la normalidad, que vaya todo lo mejor posible, y recordaros ahora más que nunca, que ya estamos viendo la luz al final del túnel, así que ahora no podemos cagarla. Hay que cumplir las normas, y sobretodo, no olvidemos lo aprendido. Gracias a todos. Hasta pronto.



El silencio: https://www-lavanguardia-com.cdn.ampproject.org/v/s/www.lavanguardia.com/lacontra/20191105/471389769136/el-silencio-es-esencial-para-regenerar-nuestro-cerebro.html?facet=amp&usqp=mq331AQCKAE%3D&amp_js_v=0.1#referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=De%20%251%24s&ampshare=https%3A%2F%2Fwww.lavanguardia.com%2Flacontra%2F20191105%2F471389769136%2Fel-silencio-es-esencial-para-regenerar-nuestro-cerebro.html


La respiración consciente: https://centrohuellas.wordpress.com/2012/07/10/la-respiracion-consciente-y-sus-beneficios/


Meditación para combatir la ansiedad: https://www-elconfidencial-com.cdn.ampproject.org/v/s/www.elconfidencial.com/amp/alma-corazon-vida/2020-04-05/como-superar-la-ansiedad-meditacion_2533463/?usqp=mq331AQFKAGwASA%3D&amp_js_v=0.1#referrer=https%3A%2F%2Fwww.google.com&amp_tf=De%20%251%24s&ampshare=https%3A%2F%2Fwww.elconfidencial.com%2Falma-corazon-vida%2F2020-04-05%2Fcomo-superar-la-ansiedad-meditacion_2533463%2F

25 vistas